LOS EXCESOS SE PAGAN...

Seguramente, si estás leyendo este blog, es porque no estas del todo conforme con tú peso, o tal vez acabas de pasar por un periodo de excesos, que por suerte o por desgracia , a lo largo del año, pasamos por muchos periodos así.¡O por lo menos en mi caso!.Así que parece imposible mantenerse en el peso ideal que uno quiere ¿verdad?.

¡Pues no, no lo es!.

Simplemente tienes que conseguir que tú cabeza haga clic.

Sí si, como lo has leído.Todo el mundo tenemos ese clic interior, que a veces apenas se escucha, pero cuando lo oyes, es porque sabes que los excesos se pagan, y que esta vez te has pasado tres pueblos [email protected]¿O no?.

Septiembre por ejemplo, es uno de eso meses en el que oyes ese clic del que te he hablado antes, y es que nadie me lo puedo negar, los excesos del verano son LOS EXCESOS DEL VERANO.

Así que manos a la obra , hay que poner de nuevo en orden nuestra vida, nuestros buenos hábitos y sobre todo nuestra alimentación.Y así de paso, poder perder esos excesos que nuestro cuerpo serrano se ha llevado.

Yo conseguí mantenerme en mi peso ideal, cuando mi cabeza hizo CLIC, y memoricé las siguientes reglas, que son claves para mí.

1- SIN PRISA PERO SIN PAUSA.

Obviamente, no quieras bajar 10 kilos en una semana, pero tampoco 10 gramos.¿No?.

Algo intermedio, ni para ti ni para mi, algo que tú sepas que vas a conseguir, y así poder retarse a uno mismo semanalmente.

¡Marcate objetivos!

2- LOS MILAGROS NO EXISTEN PERO SI LA CONSTANCIA.

Ni más ni menos, tal cual lo lees.

No quieras empezar hoy a cuidarte, y acabar mañana, y ni por asomo se te ocurra pensar, que existe una especie de pócima milagrosa que te la bebes y adelgazas.¡Antes te conviertes en rana!.

Haz de la constancia tú mejor [email protected], porque toda piedra hace pared, y poco a poco irás viendo resultados.

3- EN MI DIETA NO HAY PROHIBICIONES.

¿Por qué?. Porque si no puedo comer pan, carne, pasta o chocolate, ¡no es una dieta recomendable.

Hay que cambiar costumbres, nada más. ¿A quién no le gusta un buen plato de carne, huevo y patatas fritas?.¿A todos no?, y no te quiero ni contar si es en forma de bocadillo.....

¡Pues no! eso es a lo primero a lo que debes acostumbrarte. Escucha tú clic interior y hazle ver a tú cabecita loca, que un plato de pechugita a la plancha con unas verduritas¡está buenísimo!, y es que.....¡Realmente lo está!.

4- CORRER NO ES DE COBARDES.

¡Sal del sofá ya!

No te estoy diciendo que te prepares físicamente como Rocky, ni que salgas a correr como Forrest Gump. Pero por lo menos empieza saliendo a andar.

A mi me encanta andar, tengo varias rutas por mi pueblo que las voy variando, y el senderismo ¡me flipa!. También me gusta combinarlo con ejercicios aeróbicos. Hay varias aplicaciones chulísimas para ambos casos, así que no me pongas como excusa:

- Es que... no tengo dinero para apuntarme al gimnasio.

¡No hay excusas, el deporte es vital!.

5- ¿QUÉ?, ¿CUANDO? Y ¿CUANTO?.

¿Qué?:Pues aquí más que nunca utilizaremos el sentido común.Todo el mundo sabe lo que es sano, y lo que no lo es.¿Está claro no?.

¿Cuando?:pues más de lo mismo, por muy sana que sea la pechuga a la plancha¡no te comas una pechuga cada media hora!.Tienes que hacer las cinco comidas sí o sí.

¿Cuanto?:Pues como el cuando, y seguimos poniendo como ejemple la pechuga.

- Como la pechuga es sanita me como un palé entero de pechugas...

¡Error!. lo único que vas a conseguir es que te siente mal, o en su defecto que lo aborrezcas. Todo en cierta medida está bien.


Y aquí acaban las cinco reglas que me introduje en la cabeza hace ya algunos años. Ya os iré contando más adelante sobre ellas, así os podré ir dando ideas, así como recetas, ejercicios y lo que se me vaya ocurriendo.

Espero que os haya gustado leer este blog , a mi me gustaría más que los pusieses en práctica.

Bueno, y dicho esto voy a salir un rato andar (aunque el tiempo no acompaña) y después me comeré ¡una pechuguita para cenar! Jejeje...

¡Chao! Nos vemos pronto.




No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado